Los scooters eléctricos han llegado a más de 100 ciudades de todo el mundo, incluidas muchas ciudades del sur de California. Empresas como Lime y Bird están arrasando en el mundo del transporte. En 2018, hubo más de 38 millones de paseos en scooter eléctrico en los Estados Unidos.

 

Los scooters eléctricos pueden parecer una opción fácil y asequible para el transporte, pero no está exenta de riesgos. Algunas investigaciones sugieren que el auge de los scooters eléctricos es realmente responsable del aumento de las tasas de accidentes de peatones.

 

Los datos de la UCLA y los hospitales de Santa Mónica muestran los siguientes datos entre los ciclistas eléctricos:

 

· 249 visitas a la sala de emergencias (septiembre de 2017 y agosto de 2018). Estas visitas incluyeron lesiones, tales como:
o lesiones en la cabeza
o fracturas
o dislocaciones
o contusiones pulmonares

· De los heridos, 8.4% eran peatones, no operadores de scooter.

 

Los operadores de scooter no son peatones. Al igual que cualquier operador de vehículos, operar un scooter puede ser peligroso si chocan con alguien que camina a pie. Los accidentes de scooter son responsables de un número significativo de lesiones cada año.

 

La investigación de la Universidad de California sugiere:

 

· Entre 2014 y 2018 hubo 40,000 visitas a la sala de emergencias relacionadas con scooters.
· De 2014 a 2018, la tasa de lesiones en scooters aumentó de 6 lesiones por cada 100,000 personas a 19 lesiones por cada 100,000 personas.
· La mayoría de las lesiones relacionadas con el scooter ocurren entre personas de 18 a 34 años.

 

Con el aumento del número de accidentes de peatones relacionados con scooters eléctricos, los funcionarios de seguridad exigen precaución. En general, los scooters eléctricos no se consideran una emergencia de salud pública, los funcionarios de seguridad reconocen que hay espacio para mejorar la seguridad. La mayoría de las personas heridas en accidentes mientras operaban un scooter no usaban casco.

 

Los peatones que resultaron heridos a menudo tropezaron con scooters desechados o fueron golpeados por un scooter en movimiento. Los scooters eléctricos pueden viajar a 15 millas por hora, que es la velocidad suficiente para causar lesiones graves si un scooter choca con un peatón.

 

Desafortunadamente, los scooters eléctricos son tan nuevos que hay poca investigación consistente que sugiera si están contribuyendo directamente a las tasas de accidentes. La investigación actual de hecho indica un vínculo, pero se necesita más investigación. Si ha estado involucrado en un accidente de scooter eléctrico en Los Ángeles o el Condado de Orange, llame a Guldjian y Fasel hoy para una consulta gratuita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario