Los accidentes de peatones son cada vez más comunes a medida que más personas llenan nuestras ciudades y salen a las calles a pie. Caminar es una excelente manera de moverse, pero cualquier colisión entre un peatón y un vehículo, ya sea un automóvil, una motocicleta o una bicicleta, casi siempre tiene los peores resultados para el peatón. Si tú o un ser querido resultan lesionados en un accidente peatonal, es probable que tengan derecho a una compensación por algunos daños importantes. Llámanos hoy mismo y platícanos los detalles de tu situación, y podremos ayudarte a obtener la compensación que te mereces.

Cómo Prevenir un Accidente de Peatones:

Obedece las leyes para peatones. Cruza la calle de manera imprudente, o cruzar cuando no debes hacerlo, puede resultar en accidentes importantes. Para poder cruzar la calle de manera segura, hazlo en un paso peatonal que esté bien señalado o en una esquina.

Revisa todos los vehículos que se aproximan. Todos hemos escuchado que “debemos mirar a ambos lados antes de cruzar la calle”, pero asegúrate de que cuando lo hagas no solo estés teniendo cuidado con los automóviles. Checa que no vengan motocicletas, bicicletas, o cualquier otro tipo de vehículo que pueda causar un choque.

Pon atención a las condiciones climáticas. Si está lloviendo o nevando, los vehículos podrán necesitar más tiempo para detenerse, así que no sigas avanzando en un cruce peatonal hasta que estés seguro que el conductor tiene total control del vehículo.

Trata de caminar solo en áreas bien iluminadas. Si no eres visible para los conductores, es más probable que te puedan dar un golpe, así que camina durante el día o solo en áreas bien iluminadas.

Nuestra Promesa Para Ti:

Haremos todo lo que nos sea posible para demostrar que tu accidente fue el resultado de la negligencia de alguien más. Te ayudaremos a buscar atención médica, a reunir la evidencia para tu denuncia, y a asegurar la máxima cantidad posible para la compensación por daños a la que tienes derecho. No esperes. Llámanos hoy mismo.