Las bicicletas son una gran forma de transporte. Son geniales para el medio ambiente, le dan al conductor algo de ejercicio, y ocupan menos espacio que los carros. El problema es que cuando los autos y las bicicletas comparten en camino, los accidentes ocurren. Los ciclistas se encuentran en riesgo de sufrir lesiones graves al momento de tener un choque. No hay ninguna barrera entre ellos y el camino, e incluso un pequeño roce con otra bicicleta o vehículo puede tener resultados devastadores. Nuestros abogados están bien instruidos para manejar este tipo de accidentes. Podemos ayudarte a buscar una atención médica adecuada, encontrar buenas instalaciones para rehabilitación, y trabajar arduamente para demostrar que mereces una compensación por daños.

Cómo Prevenir un Accidente de Bicicleta:

Conoce las leyes para andar en bicicleta en tu área. Algunas ciudades y pueblos tienen carriles únicamente para bicicletas, y algunas no. Es importante tanto para ciclistas como para conductores estar atentos sobre cómo compartir el camino en su área. La ignorancia es peligrosa, así que aprende ahora mismo.

Utiliza equipo reflectante de protección. Dado que las bicicletas son más pequeñas que los coches, puede ser más difícil que los conductores las vean. Eso es especialmente cierto en las noches. Si elijes andar en bicicleta, asegúrate de utilizar ropa reflectante que hará que sea más fácil verte e identificarte.

Utiliza un casco. Un casco puede no prevenir accidentes, pero sí puede prevenir una lesión severa en la cabeza. Hazte el hábito de nunca empezar a pedalear sin un casco protector que te quede bien ajustado.

No andes en bicicleta en estado de ebriedad. Una bicicleta sigue siendo un vehículo, así que solo deberías manejarla si te encuentras al 100 de tus facultades. No tomes y manejes.

Nuestra Promesa Para Ti:

Apoyamos a los ciclistas de nuestra comunidad, así que si te ves involucrado en un accidente, llámanos para darte asesoría y guía. No lo dudes, llama hoy mismo.